Escudos herálidos, señalización de calles y elementos decorativos de diseño realizados con piedra artificial y piedra natural

El ARTE MUDEJAR

CONQUISTA MUSULMANA

En el año 711 dentro de la monarquía visigótica aparecen enfrentamientos por el poder a la corona entre sus líderes. Así, comienza la crisis visigótica que los musulmanes aprovechan, en su expansión por el sur del Mediterráneo, para entrar en la península Ibérica. En tres años, la Península Ibérica ya estaba prácticamente conquistada por los musulmanes, pero al cruzar el Pirineo fueron derrotados por el ejercito franco.

Los musulmanes denominaron Al – Andalus al territorio hispano que conquistaron en la Península Ibérica.

 

ETAPAS DE AL - ANDALUS

Los musulmanes permanecerán en la Península Ibérica desde principios del siglo VIII hasta 1492. A lo largo de estos siglos Al-Andalus pasará por distintas etapas: emirato dependiente, emirato independiente, Califato de Córdoba, reinos Taifas.

Las victorias cristianas (la batalla de las Navas de Tolosa es uno de los triunfos más importantes del ejército cristiano) consiguieron que, desde mediados del siglo XIII, Al-Andalus quedara reducido a Granada.

  

LEGADO DE LOS MUSULMANES EN LA PENÍNSULA IBÉRICA

En estos más de 750 años, de convivencia con los cristianos más o menos pacífica, los musulmanes dejaron un buen legado. Potenciaron las ciudades, la más importante de todas fue Córdoba. En el terreno de agricultura los musulmanes destacaron considerablemente en la disposición de nuevos productos como: cítricos, arroz, algodón, azafrán y seda. Gran impulso también en los sistemas de regadío: azudes, acequias, norias.

Molino de arte mudejar en Andalucía.

Noria construida en Al - Andalus.

Por lo que se refiere a la actividad artesanal, fueron famosos en la producción textil, la fabricación de papel, la cerámica y el trabajo de los cueros o de los metales preciosos. Aportaron el sistema de numeración de origen indio e importantes obras en astronomía, de matemáticas y medicina. Nos dejarán un patrimonio artístico muy importante: la mezquita de Córdoba (cumbre del arte musulmán), la Alhambra de Granada, el palacio de la

Aljafería de Zaragoza, entre otros.

  La Alhambra de Granada (patio de los leones)

Patio de los leones. En el centro, una fuente de mármol blanco con doce leones.

Arte mudejar de la Mezquita de Córdoba. 

Una de las obras de más importancia dentro de la construcción musulmana: la mezquita de Córdoba.

 

SOCIEDAD EN AL-ANDALUS

A diferencia de la época romana y visigoda, dónde acababa habiendo una fusión y una única sociedad, en Al-Andalus no sucedió entre musulmanes y cristianos.

Aquí, los grupos sociales estaban claramente divididos y separados, pero no sólo entre musulmanes, judíos o cristianos sino dentro de los propios musulmanes.

La población musulmana que va a permanecer en los territorios cristianos reconquistados, son llamados mudéjares. Estos musulmanes gozaron de una pacífica convivencia con los cristianos, pero no obtuvieron su igualdad ante la ley. Se les permitió conservar su religión, sus costumbres, su cultura y se organizaron en aljamas que dispusieron de la protección real.  Conocidos sobretodo en el campo de la agricultura de regadío especialmente en la zona valenciana y en el campo de la construcción y arquitectura, lo que se denomina el arte mudéjar con obras muy importantes en Aragón: Seo de Zaragoza, torres mudéjares de Teruel entre otros.

Seo de Zaragoza 

Seo de Zaragoza.    

  Torre del Salvador

Torre del Salvador (Teruel).

 

LA RECONQUISTA CRISTIANA

El proceso de Reconquista, implicó que a la par se realizaba un proceso de repoblación, es decir, un asentamiento de gentes cristianas en las zonas conquistadas. Este movimiento de colonización implicó una nueva organización social, política y administrativa.

En algunas zonas, especialmente en sur del Ebro, vamos a encontrar el asentamiento de musulmanes (mudéjares), gracias a un documento llamado capitulación, por el cual a la población musulmana se le permite permanecer en sus campos, casa, respetando sus bienes y su religión.

Con el tiempo, la tolerancia religiosa declinó, especialmente tras la toma de Granada por los Reyes Católicos y su política se encaminó hacia la unidad religiosa. A principios del siglo XVI fueron obligados a convertirse al cristianismo, por lo que se les pasa a llamar cristianos nuevos o moriscos. La presencia de los piratas berberiscos y de los turcos como enemigos de la monarquía, les hizo sospechosos con lo que fueron expulsados a comienzos del XVII por el rey Felipe III, alegando su condición de malos cristianos y aliados con los turcos. Esto afectó arduamente a Valencia y Aragón, dejando muchas zonas despobladas.

  

ARTE MUDÉJAR

El arte mudéjar se define como un estilo artístico que se desarrolla exclusivamente en los reinos cristianos de la Península a lo largo de la Edad Media y principios de la Edad Moderna. Además, supone una reacción nacional en contra de los estilos europeos de la época, lo que finalmente se traduce en un acercamiento hacia la vida musulmana. El arte mudéjar es una mezcla de elementos, materiales o influencias tanto cristianas (corrientes románicas, góticas y renacentistas principalmente) como musulmanas (arte islámico) con lo que incorpora un estilo hispano-musulmán.

El arte mudéjar aparece con rasgos propios en cada región, entre las que sobresale el mudéjar aragonés, leonés, toledano y andaluz.

Los alarifes fueron los maestros encargados de la aplicación del mudéjar en construcciones como iglesias, sinagogas, fortalezas, palacios… La arquitectura mudéjar se desarrolló en la Península tan ampliamente debido a la calidad, menor tiempo de construcción y bajo precio que ofrecían los alarifes frente a los albañiles cristianos.

Alarifes de arte mudejar en Aragón.

Representación del trabajo de los alarifes.

Para la construcción, utilizaron principalmente el ladrillo, escayola, mampuesto, madera, yeso y barro vidriado, ya que son materiales blandos y baratos.

Ladrillo, yeso y madera (sinagoga de Santa María de la Blanca)

Materiales más usados por los alarifes (ladrillo, yeso y madera) en la sinagoga de Santa María la Blanca en Toledo.

La arquitectura mudéjar es fundamentalmente estética, adquiere distintos tipos de decoración: geométrica, epigráfica y ataurique.

Techo representativo del arte mudejar aragones.      decoraciones geométrica y vegetal (techumbre de la catedral de Teruel)

Decoración geométrica (izquierda) y vegetal (derecha) en la techumbre de la catedral de Teruel.

El manejo del ladrillo como elemento principal de las construcciones obliga a variar las proporciones de ábsides, muros y torres, siendo éstas de menor tamaño. Se sustituyen las columnas por los pilares y la gran bóveda por techumbre plana o armaduras.

Los alarifes pretenden dar cierta animación a sus obras, por ejemplo con la incorporación de ajedrezados, espinas de pez, esquinillas, arcos ciegos, red de rombos (sebka) y cruces cristianas.

 

EJEMPLOS IMPORTANTES EN ARAGÓN

El arte mudéjar posee una gran representación en Aragón (sobretodo en el centro y sur). Así, la UNESCO, en 1986, declaró el conjunto monumental mudéjar de la ciudad de Teruel como Patrimonio de la Humanidad. En 2001, se incluyeron todos los ejemplos de arte mudéjar de Aragón.

 

PALACIO DE LA ALJAFERÍA DE ZARAGOZA

El palacio es un complicado conjunto de edificaciones, superpuestas a lo largo de la historia, y que responden a los distintos usos que sus pobladores le han dado en cada momento. La historia del palacio comprende desde la época musulmana (fue fundado en el periodo de taifas como residencia para los reyes Saraqustís), pasando por las reformas cristianas medievales, levantamiento del alcázar de los Reyes Católicos y la construcción de la fortaleza y acuartelamiento por mandato del rey Felipe II,  hasta nuestros días.

Palacio de la Aljafería en Zaragoza

Fachada del palacio de la Aljafería.

LA TORRE DE SAN MARTÍN DE TERUEL

Compuesta por dos torres, una envolviendo a la otra, discurriendo entre ambas las escaleras de acceso al campanario. La torre interior está  formada por tres estancias  superpuestas, cubiertas por bóveda de crucería. La exterior soporta todo el repertorio decorativo: paños en ladrillo resaltado, lazos formando estrellas de ocho puntas, bellos apliques cerámicos verdes y blancos, etc.

Torre mudejar de San Martín en Teruel.

Vista de la torre de San Martín.

 

LA CATEDRAL DE SANTA MARÍA DE TERUEL

Esta catedral es uno de los pocos ejemplos de catedrales mudéjares en España. La torre, la techumbre y el cimborrio son lo más característico e importante de la catedral. Comenzó a edificarse en estilo románico en 1171, pero sucesivamente fue reestructurando por alarifes.

Catedral mudejar de Teruel

Catedral de Teruel.

 

LA TORRE DE SAN PEDRO DE TERUEL

Su torre mudéjar posee una estructura similar a la de la Catedral, destacando por su decoración con elementos cerámicos morados, verdes; estos últimos son únicos en el mudéjar de Teruel.

Torre de San Pedro. Torre mudejar ubicada en Teruel.

Torre de San Pedro (Teruel).

 

 

 

 

 

 

 

Volver atrás

Da a conocer esta web a un amigo tuyo

  [Ir a página principal] 

  [Escudos heráldicos y deportivos]   [Señalización de calles y empresas] 

 [Barandillas]  [Réplicas de artesanía] [Pinturas rupestres]

[Apliques para hostelería]  [Relojes solares]

 [Elementos decorativos de diseño]  [Pozos y fuentes] 

[Diseños personalizados en piedra artificial]

 


Condiciones generales - Aviso legal. - Política de Cookies.