Escudos herálidos, señalización de calles y elementos decorativos de diseño realizados con piedra artificial y piedra natural

EL ESCUDO DE ÁVILA

 

El escudo heráldico de Ávila trae la representación de las armas de sus partidos judiciales, en el escusón resalta la imagen del escudo de la ciudad y timbrando este escudo, una corona real cerrada.

Escudo heráldico de la provincia de Avila timbrado con la corona real.

Escudo heráldico abulense con los blasones de sus partidos judiciales

Se trata de un escudo cuartelado: En el primer cuartel tenemos un castillo de piedra en llamas, imagen de las armas de Arenas de San Pedro, que se trata del castillo de Dávalos o de D. Alvaro de Luna. Esta construcción fue encargada por el Condestable Ruiz López Dávalos, primer señor de Arenas, para el control de su gran territorio, con el cual consiguió hacerse gracias a su influencia y su habilidad para las maniobras políticas. El castillo fue incendiado en varias ocasiones durante las guerras de la independencia y carlista, de ahí que se represente en llamas.

Imagen del Condestable Ruiz López Dávalos. Castillo en piedra representado en el escudo heráldico entre llamas.
Condestable Ruiz López Dávalos Castillo de Dávalos, reproducido en el escudo de Ávila

En el segundo cuartel se muestran las armas de Piedrahita. Su escudo heráldico se presenta cuartelado y muestra: en su primer y cuarto cuadrante una corneja parada, cuya simbología suponemos que proviene del Valle de Corneja, de cuyo señorío fue cabeza esta población; mientras que en el segundo y tercer cuadrante muestra un pino y un roble sobre unos peñascos. Cuenta una leyenda que el nombre de la población proviene de unos "hitos" de piedra (piedras amontonadas) que los cazadores dejaban para marcar el camino de vuelta, el motivo de esta necesidad de señalización estaba en la gran cantidad que existía en Piedrahita de bosques de robles y pinares.

Escudo heráldico de Piedrahita con sus armas.
Escudo de armas de Piedrahita (Ávila)

En un cuadrante azul, se muestra la imagen de un caballero sobre un caballo (sin bridas ni silla) saliendo de un castillo. Éstas son las armas de Arévalo. Un  Despacho Real de Alfonso XIII en 1905, describe sus armas como: "un caballero que sale de un castillo a caballo armado con una lanza en la cuxa y el caballo sin riendas", lo que da a entender la rapidez en el servicio de los reyes; el castillo de donde sale el caballero es un fuerte invencible de la nobleza y el caballero que sale de él da el sentido de que se trata de una habitación de caballeros, personal militar diestro en las armas y ejercitada en caballos que está al servicio de los reyes.

Escudo de Arevalo tallado en piedra. Escudo de armas oficial de Arévalo.
Escudo heráldico de piedra de Arévalo Escudo de armas de Arévalo (Ávila)

El cuarto cuartel, la imagen de una cebra representa las armas de cebreros. No es fácil encontrar referencias sobre los motivos por los que se utilizó en su escudo esta cebra hasta 1878, año en que Pedro Contreras (Alcalde de Cebreros) dirige una carta al Gobernador Civil de la Provincia exponiendo una breve historia del escudo heráldico de la villa y del uso de una cebra como blasón. Según la tradición, en otros tiempos las cebras abundaban en las sierras cercanas; un Rey que cazaba en la sierra hirió una cebra, la cual huyendo de los cazadores reales llegó hasta la entrada de la población, donde murió. Desde entonces, por orden del Rey, la población se llamó Cebreros y adquirió por emblema este animal.

Escudo de Cebreros, mosaico con teselas de ceramica.
Escudo heráldico de Cebreros

En la punta inferior del escudo están representadas las armas de Barco de Ávila, un puente de oro con tres ojos sobre ondas de agua en la que flota una barca de oro con una cruz latina de plata. Es lógico pensar que las ondas de agua de la imagen hacen referencia al rio Tormes, que baña esta localidad, sobre sus aguas el comúnmente llamado "puente viejo" se construyó para el tránsito de las calzadas, aunque es seguro que, tras las múltiples guerras y ataques sufridos, tuviese que ser reconstruido en el siglo XII, adoptando así su estilo románico.

Existe una antigua leyenda de la cual es probable que surgiese la representación que aparece en el escudo heráldico de una barca. La historia dice que por el siglo XIII una gran crecida del Tormes arrastró un Cristo de madera tamaño natural, no se sabe desde donde y lo dejó a la orilla izquierda del rio por encima del puente.

Puente de piedra en Barco de Avila representado en su escudo. Escudo de Barco de Avila con sus armas representadas.
Puente de piedra representado en el escudo de armas de Barco de Ávila Escudo heráldico de Barco de Ávila

Por último, en el escusón se haya representado el escudo heráldico de la capital de Ávila, que reproduce sobre fondo rojo el cimborrio de la catedral, al cual se asoma un niño rey que porta en la mano derecha una espada y en la izquierda una bola del mundo, bajo este se lee la leyenda "Ávila del Rey". El escudo fue otorgado a la ciudad por el Rey Alfonso VII (cuya imagen es la reproducida el mismo escudo), posteriormente se añadieron las leyendas "Ávila de los leales" (por el rey Alfonso VIII) y "Ávila de los Caballeros" (por el rey Alfonso XI).

Cuenta una leyenda que Doña Urraca, viuda de Raimundo de Borgoña, se casó con Alfonso I, matrimonio que acabó disolviéndose. Alfonso I quería apoderarse de su hijastro para lograr su tutoría, pero el Rey Niño es llevado a la ciudad y a pesar de las amenazas de Alfonso I, los abulenses no ceden. Éste, al sospechar que el niño había muerto, se acercó al cimborrio de la catedral comprobando que el niño vivía. Cuando muere Doña Urraca su hijo es coronado Rey de Castilla, el cual como agradecimiento a la ciudad de Ávila le otorga su escudo en el que se ve al Rey Niño Alfonso VII "el Emperador" asomado a la torre del Cimborrio con la inscripción "Ávila del Rey".

 Reproducción en piedra del Rey Alfonso VII "el Emperador" Cimborrio de la Catedral de Ávila reproducido en las armas de su escudo. Escudo con el Rey Niño, armas de la ciudad de Avila.
Rey Alfonso VII "el Emperador" Cimborrio de la Catedral de Ávila Escudo heráldico de la ciudad de Ávila

Realizamos artesanalmente toda clase de escudos heráldicos, escudos de provincias, de municipios, de apellidos... con las características que usted precise y con la garantía de un trabajo profesional. Nuestras reproducciones son únicas y podemos realizarlas en el material que desee, ya sea piedra natural, piedra artificial o de mortero, bronce, cerámica o incluso tallado en madera.

Escudo de España en piedra artificial

Escudo heráldico de tres apellidos en piedra natural Escudo de armas en piedra artificial con tornillos a la vista
Escudo heráldico de España en piedra artificial Escudo de armas en piedra natural Escudo heráldico sin yelmo ni corona

 

 

 

 

 

Volver atrás

  [Ir a página principal] 

  [Escudos heráldicos y deportivos]   [Señalización de calles y empresas] 

 [Barandillas]  [Réplicas de artesanía] [Pinturas rupestres]

[Apliques para hostelería]  [Relojes solares]

 [Elementos decorativos de diseño]  [Pozos y fuentes] 

[Diseños personalizados en piedra artificial]

 

 


Condiciones generales - Aviso legal. - Política de Cookies.