Escudos herálidos, señalización de calles y elementos decorativos de diseño realizados con piedra artificial y piedra natural

LAS GÁRGOLAS DE PIEDRA

 

Gárgola procede del Francés, de la palabra "gargouille", que deriva del latín gargula (garganta) La palabra gargouille  se refiere al ruido que se produce al pasar un líquido por un tubo, por ello a las primeras gárgolas se les llamaban "grifos". Pero todas las gárgolas de piedra no son representadas por meros grifos (la palabra grifo proviene de la mitología griega, era un animal con cabeza de águila y cuerpo de león) solían ser siempre seres fabulosos, monstruosas, horribles, irónicas, infernales, con formas de animales, humanas o mezcla de las dos, con muecas burlonas, con expresiones deformes, con posiciones poco estilosas, arrojando el agua por sus orificios: escupiendo, vomitando, llorando, orinando... Aunque las gárgolas de piedra tengan funciones decorativas y simbólicas, su principal destino era evacuar el agua. La idea de una proyección decorativa por la que el agua fuera expulsada del edificio ya era conocida desde la antigüedad, siendo utilizado por egipcios, griegos, etruscos y romanos. Estos últimos fueron los que más utilizaron las gárgolas como desagües decorativos, como se puede ver en la ciudad de Pompeya. 

Gárgola Striga de la catedral de Notre-Dam

Algunas de las gárgolas que asoman de las catedrales e iglesias tienen gestos burlones

Cuando se nombra la palabra gárgola en otro idioma, su traducción siempre está relacionada con su estructura arquitectónica. En Italiano se llama "gronda sporgente", que significa canalón saliente; en alemán "wasserspeider", que significa escupir agua; y como hemos dicho anteriormente en francés "gargouille", derivado del latín, o en inglés "gargoyle" derivado del latín y del francés.

Gárgola de piedra creada por Estecha

Gárgola de piedra con la función de drenar el agua de la lluvia y por supuesto decorativa

El origen de las gárgolas proviene de la Edad Media, e incluso algunos mitos referentes a las gárgolas son anteriores a esta época. Las primeras gárgolas aparecen a comienzos del siglo XII. Las gárgolas medievales servían para propósitos prácticos, expulsando el agua de la lluvia lejos de las paredes de piedra para que no les produjera daños ni erosión. Es en la época del gótico, concretamente durante el siglo XIII, cuando se transforman en sistema predilecto de drenaje, si bien no todas ellas tenían esta utilidad. Las gárgolas de piedra se suelen localizar en los estribos, en los arbotantes o en las cornisas. Las gárgolas son seres imaginarios, generalmente esculpidos en piedra, con características grotescas. Unas de las primeras que se descubrieron fueron las gárgolas de Notre-Dame y las de la Catedral de Lyon. Si visitamos estas catedrales podremos observar como se asoman  en las cornisas con aspecto de vigía.

Gárgola de la catedral de Notre-Dam

Imagen de una gárgola de piedra, de aspecto terrorífico, asomada en la cornisa de la catedral de Notre-Dam

Las gárgolas suelen aparecer siempre agrupadas, casi nunca aparecen solas, suelen presentarse en hileras agrupadas, casi siempre en lo alto de las iglesias y las catedrales. El diseño y las formas de las gárgolas de piedra fueron proliferando cada vez más, las del primer gótico apenas estaban elaboradas pero poco a poco se fueron creando nuevas formas, hasta llegar a convertirse en auténticas obras de arte. Cabe decir que el gótico siempre fue más relista que el románico, pero en el tema de las gárgolas no lo podemos decir, en el románico parecía que tuvieran fascinación por estas criaturas grotescas y monstruosas. A partir ya del siglo XIII las gárgolas se hicieron más complejas, usando cada vez menos las figuras de animales, que las fueron reemplazando por figuras humanas, con un tamaño mayor, muy exageradas y caricaturizadas.

Gárgolas de piedra agrupadas en hileras

Hilera de gárgolas de piedra en lo alto de la catedral de León

Los temas demoníacos dejaron de usarse en el siglo XV, en el cual se exageraron las posturas y los gestos faciales, perdiendo todo significado religioso y centrándose más en lo cómico. Cabe destacar que no se han podido encontrar dos gárgolas iguales lo que demuestra la gran creatividad e invención de sus creadores. Hay muchísima variedad de formas, clases, y por lo tanto significados de estas gárgolas de piedra, por lo que es muy difícil descifrar su significado exacto. También se descubrieron gárgolas en lugares que no eran iglesias ni catedrales, como en casas privadas y en edificios seculares.

Hay varias interpretaciones, mitos y leyendas que nos hablan sobre las gárgolas, del por qué de su existencia, de su aspecto, y de su función.
Existe una leyenda, la cual se dice que fue el principio de las gárgolas, su creación. La Leyenda trata de un dragón llamado La Gargouille, un monstruo con cuello largo y rectilíneo, hocico delgado, potentes mandíbulas, alas fibrosas, que vivía en una cueva próxima al río Sena. Destruía todo lo que se le interponía, tragaba barcos y escupía agua. Para intentar paliar su mal comportamiento los habitantes que vivían cercanos a él en Rouen, le realizaban ofrendas humanas. En el año 600 un sacerdote cristiano, Romanus, llegó hasta Rouen con el fin de llegar a un pacto con el dragón, con la condición de que los habitantes se bautizaran y construyeran una iglesia para el culto católico. Romanus, el sacerdote, consiguió dominar al dragón con la sola señal de la cruz, así pues lo transformó en una bestia dócil, que consintió ser trasladada a la ciudad, atado con una simple cuerda. La Gargouille fue quemado en la hoguera, a excepción de su boca y cuello que, acostumbrados al abrasador aliento de la fiera, se resistían a arder, en vista de lo cual, se decidió montarlos sobre el ayuntamiento, como recordatorio de los malos momentos que había hecho pasar a los habitantes del lugar. Esta leyenda nos explica el origen de la palabra gárgola como sinónimo de escupir agua con facilidad, motivo por el que principalmente se realizaban estas esculturas en las cornisas de las iglesias y las catedrales.

Gárgolas de aspecto humano de una iglesia de París

Gárgola proviene de la acción de escupir agua con facilidad

Pero el mito de la gárgola nace en la antigua Grecia, donde criaturas con cuerpo de león, y alas y cabeza de águila (grifos) proporcionaban ayuda y amparo a los hombres. Este mito se pierde durante un tiempo pero en el gótico vuelven a resurgir la gárgolas de piedra  como nuevo componente escultórico, con apariencias burlescas, a las que se les otorgaban poderes fantásticos y misteriosos. El mito nos explica que las gárgolas fueron creadas para socorrer al hombre, en las horas en las que este era más indefenso, en la noche, cuando no brillaba el sol. Por lo que cuando aparecía el sol las gárgolas quedaban quietas, inertes, hasta que anocheciera, entonces cobraban vida y volaban vigilando y dando ayuda a los hombres necesitados. Pero las gárgolas también necesitaban del hombre para protegerse, ya que al salir el sol quedaban totalmente indefensas, y podían ser derribadas. Por lo tanto las gárgolas y los hombres hicieron un pacto, que finalmente fue rota por un hombre, que destruyó a una de las gárgolas por miedo o inconsciencia.

Gárgolas de la catedral de Burgos

El mito griego nos explica que las gárgolas se crearon para proteger al hombre

Otra interpretación de las gárgolas es que son las almas que no se les ha permitido entrar en las catedrales por sus pecados, por lo que se les impide la entrada y están siempre en las puertas de las iglesias y catedrales sin poder entrar en ellas. En este caso se podría justificar el aspecto terrorífico de las gárgolas, lo que les dejaba entrever lo que les podía pasar a los pecadores.

Muchos historiadores opinaban que las gárgolas de piedra eran guardianes o protectores de la iglesia, cuya función era protegerla del diablo. Estas gárgolas protectoras eran llamadas "Apotropaicas", adjetivo proveniente del griego apotrepein (alejarse), de alejar las influencias oscuras y malévolas. Estos personajes eran utilizados por varias civilizaciones para señalar el espacio divino.

Gárgola de piedra con aspecto de animal

Hay infinidad de gárgolas, de diferentes clases, tamaños, temas, y todas ellas diferentes

Por otra parte también se opinaba que estas gárgolas de piedra eran representaciones del demonio, tan presente en la época medieval, que recordaban a los cristianos la necesidad de seguir los mandamientos religiosos si querían escapar del infierno. Así pues, muchas de las gárgolas representan a dragones, diablos, demonios... todos ellos símbolos del mal para el cristianismo de la la edad media. En estas gárgolas son muchos los rasgos y características que hacen que sean demoníacas: orejas puntiagudas, cuernos, colmillos, alas, cola, patas... Por lo que todas estas gárgolas estaban asociadas al mal.

Muchas personas opinaban que las gárgolas de piedra eran creadas por escultores medievales para mostrar a los hombres la existencia de un mundo imperfecto, donde había un dualismo entre el bien (dentro de la catedral o de la iglesia) y el mal (fuera de ella), y no únicamente con finalidad decorativa.

Algunos historiadores opinaban que las gárgolas eran representaciones del diablo

Hay muchos mitos acerca de la función de las gárgolas, algunos historiadores opinaban que eran guardianes protectores, otros que eran las almas de los pecadores, e incluso que representaban al demonio

 

Los hermanos Estecha pueden fabricarle de forma totalmente artesanal la gárgola de piedra artificial que usted desee con un diseño ya existente o con su propio diseño totalmente personalizado. Para ello puede ponerse en contacto con nosotros en el email:  estecha@estecha.com o en el teléfono 687 501 747 / 687 501 748.

 

Mostramos a continuación algunos ejemplos de gárgolas en piedra artificial y miliarios romanos hechos por Estecha Diseño S.L:

 

Gárgola para la decoración de fachadas

 

Gárgola dragón en piedra artificial, realizada artesanalmente

 


 

Gargola de cañón en piedra artificial

 

Gárgola de cañón en diferentes medidas para la decoración de fachadas

 

 

Gárgola para la decoración de fachadas

 

Gárgola de cabeza de león realizada por Estecha Diseño

 

Gárgola en piedra artificial

 

Gárgola de niño realizada por los Hermanos Estecha en piedra artificial

 

Si lo desea puede ver todos nuestras gárgolas y demás productos realizados en piedra artificial, en nuestra página principal o en nuestra tienda.

 

 

 

 

 

Da a conocer esta web a un amigo tuyo

  [Ir a página principal] 

  [Gárgolas de piedra]   [Señalización de calles y empresas] 

 [Barandillas]  [Réplicas de artesanía] [Pinturas rupestres]

[Apliques para hostelería]  [Relojes solares]

 [Elementos decorativos de diseño]  [Pozos y fuentes] 

[Diseños personalizados en piedra artificial]

 


Condiciones generales - Aviso legal. - Política de Cookies.