Escudos herálidos, señalización de calles y elementos decorativos de diseño realizados con piedra artificial y piedra natural

MOMIAS EN EL ANTIGUO EGIPTO

 

Los antiguos egipcios creían en la vida después de la muerte. Pensaban que el alma del difunto viajaba al Más Allá. Cuando una persona moría en el Antiguo Egipto, su cuerpo se conservaba por medio del proceso de la momificación. Pero sólo los egipcios más ricos, además del faraón y su familia, podían encargar su momificación, ya que era un proceso muy costoso, además de largo:  la momificación tardaba 70 días en ser finalizada.

Máscara de la momia de Tutankhamon. Máscara de oro como la mayoria de las mascaras que se les hacían a los reyes.

Muchas veces habréis visto en las películas la famosa imagen de una momia. Vamos a descubrir qué eran en realidad las momias y cómo se hacían. Para conocer que eran en realidad las momias y como se hacían primero veremos el significado de la palabra. Momia procede del persa mummia, que significa "cosa bituminizada", de ahí su apariencia obscura. De esta vocablo persa, se deriva la palabra árabe múmmiya, de "mum", betún o cera mineral, sustancia que se utilizaba muchísimo durante la momificación de los cuerpos.

El proceso de momificación se llevaba a cabo dos o tres días después de la muerte. El cuerpo era llevado a los embalsamadores, quienes trabajaban a orillas del Nilo, ya que se necesita agua en abundancia. Se colocaba al difunto sobre una mesa de piedra o de madera, e incluso de alabastro, cuyas patas y su decoración tomaban la forma de león. También se empleaban otras más pequeñas para depositar los órganos del difunto.

Mesa de embalsamar para el tratamiento de los cuerpos, primer paso del proceso de momificación.

Herramientas empleadas en la extracción de los órganos del difunto en el antiguo Egipto para proceder a su momificación.

Se lavaba el cuerpo y se procedía a la extracción del cerebro. A continuación, los órganos internos: el estómago, los intestinos, los pulmones y el hígado. Los envolvían en un paño de lino y se introducían dentro de los cuatro vasos canopos bajo la protección de cuatro dioses especiales, llamados “hijos de Horus”, representados en las tapas de estos vasos:

Vasos canopos: Duamutef, de chacal (estómago), Qebehsenuf, de halcón (intestinos), Hapy, de mono (pulmones) y Amset, de apariencia humana (hígado).

El corazón se dejaba dentro del cuerpo porque no debía separarse de su cuerpo, pues era el lugar donde residían los sentimientos, la conciencia y la vida.

A continuación el cuerpo era cubierto con natrón, una sal que lo desecaba. Este tratamiento duraba entre 35 y 40 días, de forma que el cuerpo al estar totalmente deshidratado, ya no se descomponía. Se rellenaba utilizando limo o serrín procedentes del Nilo o especias. Después se cosía, y a veces, lo cerraban con lino, una placa de cera o tratándose de un rey, con una chapa de oro. Se lavaba con agua del Nilo y se ungía con bálsamos aromáticos. Y ya se podía vestir al difunto.

Una vez realizados todos estos pasos anteriores, el cuerpo se envolvía en vendas de lino impregnadas a veces en resina, mediante un ritual muy estricto. Mientras se realizaba este proceso un sacerdote que portaba una máscara del dios Anubis recitaba las fórmulas de encantamiento correspondientes. Estas fórmulas eran las siguientes:

"Te ponemos el perfume del Este, para hacer perfecto tu olor y poder seguir el olfato de Dios"
"Te traemos los líquidos que vienen de Ra, para hacer perfecto tu olor en la Sala del Juicio Final"

Vendajes aplicados a las momias. Estas vendas se untaban con resina para una mejor sujeción conservación.

Se empezaba vendando los dedos uno por uno, las extremidades y por último el resto del cuerpo. Los brazos podían ponerse estirados a lo largo del cuerpo, o se cruzaban en el pecho en posición osiriaca. Se terminaba con la cabeza.

Entre los vendajes se introducían amuletos y tiras de lino que recogían textos del Libro de los Muertos. Sobre el pecho se colocaban un escarabeo alado y las imágenes de los cuatro hijos de Horus, los dioses protectores de los órganos internos.

La cabeza de la momia se cubría con una máscara pintada, y en el caso de momias reales, la máscara funeraria podía ser de oro, como la encontrada en la momia de Tutankhamon.

Finalmente, la momia se introducía en uno o varios sarcófagos de madera o de piedra que se encaban unos con otros y se entregaba a la familia para comenzar con los ritos funerarios.

Sarcófago donde se metían la momias y momia con sudario y malla,
tal y como quedaban una vez envueltas con las vendas y cubiertas con las mallas. Esta momia pertenece a la esposa de un sacerdote de la XXV Dinastía, hacia el 700 a.C.

Nuestra empresa, Estecha Diseño S.L., realiza todo tipo de reproducciones en piedra artificial de cualquier cultura o civilización antigua, egipcia, romana, maya, pinturas rupestres, esculturas,... así como todo tipo de trabajos artesanales sobre piedra artificial consiguiendo una apariencia idéntica a sus piezas originales.

Además también elaboramos todo tipo de reproducciones rústicas decorativas en piedra tanto para interior como para exterior (fuentes, relojes, columnas,...), señalizaciones viales, escudos heráldicos,... todo ello hecho a medida y exclusivamente para nuestros clientes según sus requerimientos.

Máscaras y manos de piedra, reproducciones de culturas antiguas en piedra artificial.

 

 

Volver atrás

Da a conocer esta web a un amigo tuyo

  [Ir a página principal] 

  [Escudos heráldicos y deportivos]   [Señalización de calles y empresas] 

 [Barandillas]  [Réplicas de artesanía] [Pinturas rupestres]

[Apliques para hostelería]  [Relojes solares]

 [Elementos decorativos de diseño]  [Pozos y fuentes] 

[Diseños personalizados en piedra artificial]

 


Condiciones generales - Aviso legal. - Política de Cookies.